El yodo es un aliado indispensable en la desinfección, especialmente en entornos médicos como las salas de operaciones. Sin embargo, las manchas que deja pueden ser un desafío para limpiar. Ahí es donde entra Iodex de Kiehl, el especialista en eliminar esas difíciles manchas de yodo, devolviendo la pureza a tus superficies.

¿Por qué Iodex es Diferente?

Eficacia Comprobada

Con Iodex, puedes decir adiós a las manchas de yodo de forma rápida y sin complicaciones. Su fórmula ha sido especialmente diseñada para enfrentar este tipo de manchas, comunes en entornos donde la higiene es prioritaria.

Compatibilidad con Materiales

Una preocupación frecuente al limpiar manchas difíciles es el daño a los materiales. Iodex es altamente compatible con una variedad de superficies resistentes al agua, lo que lo hace seguro para usar en PVC, poliolefina, caucho, linóleo y piedra artificial.

Ingredientes Seguros

Siguiendo la normativa 648/2004/CE, Iodex contiene tensioactivos no iónicos y agentes reductores, con un pH concentrado de aproximadamente 8, asegurando una limpieza segura y efectiva.

Aplicación Sencilla

Para usar Iodex, simplemente rocíe sobre la mancha de yodo, deje actuar por un breve período y luego limpie con un paño de microfibra o un trapeador. Es fácil y rápido, ideal para el ritmo acelerado de los entornos médicos o para la respuesta rápida a derrames en el hogar.

Resultados Inmediatos

Con Iodex, no solo limpias, sino que restauras. Las manchas desaparecen, dejando tus superficies como nuevas, sin necesidad de frotar intensamente o repetir aplicaciones.

No dejes que las manchas de yodo sean una mancha en tu rutina de limpieza. Con Iodex de Kiehl, tienes un producto especializado que ofrece resultados profesionales. Ya sea en un entorno médico o en tu hogar, Iodex es la solución que necesitas para mantener tus superficies impecables.

Si has usado Iodex, nos encantaría escuchar cómo ha mejorado tu proceso de limpieza. Comparte tus experiencias en los comentarios.